Conclusión

La mayoría de usuarios conocen muy de cerca los sistemas operativos de Microsoft pero no el de Linux, luego de haber mostrado el cuadro de equivalencias de ambos sistemas. Una de las cosas que se pueden hacer es instalar el sistema operativo Linux en el mismo ordenador y dejando también al sistema operativo de Microsoft. Para instalar estos sistemas se deben seguir algunos pasos. Se respalda la información que tiene el disco duro, luego se manda a formatear, se hace dos particiones, en la primera se instala Windows, después haber instalado este sistema, se realiza la instalación de Linux en la otra partición. Luego cuando entre al sistema de nuevo se debe elegir Microsoft o Linux. Y así puedo explorar Linux para verificar las ventajas y desventajas de cada sistema operativo y sus respectivas aplicaciones.